Prostatitis

Prostatitis: síntomas, causas, tratamiento

Prostatitis es la inflamación (hinchazón) de la glándula prostática. Puede ser muy doloroso y molesto, pero la mayoría de las veces se pasa al final.

La próstata es una pequeña glándula que los hombres tienen entre el pene y la vejiga. La próstata produce un líquido que se mezcla con el semen.

A diferencia de otras afecciones de la próstata, como la hipertrofia de próstata o el cáncer de próstata, que generalmente afectan a hombres mayores, la prostatitis puede ocurrir en hombres de todas las edades. Sin embargo, generalmente afecta a hombres de 30 a 50 años.

Hay dos tipos de prostatitis:

  • Prostatitis crónica: donde los síntomas aparecen y desaparecen durante un período de meses. Es el tipo más común y generalmente no es causado por una infección
  • Prostatitis aguda: cuando los síntomas son intensos y se manifiestan de repente. Es raro pero serio y requiere tratamiento inmediato. Siempre es causado por una infección

¿Qué causa la prostatitis?

La prostatitis aguda generalmente se produce cuando las bacterias del tracto urinario ingresan en la próstata. El área del sistema urinario incluye la vejiga, los riñones, los tubos que conectan el riñón con la vejiga urinaria (uréteres) y la uretra.

En la prostatitis crónica, los signos de infección de la próstata no se pueden encontrar comúnmente. En estos casos, la causa de los síntomas no está clara.

Síntomas de la prostatitis

Prostatitis aguda

Los síntomas de la prostatitis aguda incluyen:

  • Dolor, que puede ser intenso, dentro o alrededor del pene, los testículos, el ano, el bajo vientre o la parte baja de la espalda: la defecación puede ser dolorosa
  • Síntomas en el tracto urinario, como dolor urinario, necesidad de orinar con frecuencia (especialmente en la noche), problemas con el inicio de la micción o la necesidad de orinar con pausas, una necesidad urgente de orinar y, a veces, sangre en la orina
  • La falta de capacidad para orinar, lo que lleva a una acumulación de orina en la vejiga, una condición conocida como infección aguda del tracto urinario. Esta condición requiere atención médica inmediata
  • Una sensación de malestar, con dolor y posiblemente fiebre
  • Una pequeña cantidad de líquido viscoso (secreción) puede salir de su pene desde la uretra (el tubo que transporta la orina desde la vejiga)

Póngase en contacto con su urólogo de inmediato si tiene estos síntomas para que se investigue la causa y se sugiera un tratamiento adecuado.

Prostatitis crónica

Es posible que tenga prostatitis crónica si tiene los siguientes síntomas durante al menos tres meses:

  • Dolor en y alrededor del pene, testículos, ano, bajo abdomen o espalda baja
  • Dolor durante la micción, necesidad frecuente de orinar, especialmente de noche, u orinar con pausas
  • Próstata hipertrófica o próstata sensible, que se determina después del examen del tacto rectal, aunque en algunos casos puede ser normal
  • Problemas sexuales como la disfunción eréctil, la eyaculación o el dolor en el pene después del sexo

Estos síntomas pueden tener un gran impacto en la calidad de vida. Sin embargo, en la mayoría de los casos, habrá una mejoría con el tratamiento.

El tratamiento de la prostatitis

El tratamiento de la prostatitis depende de si tiene prostatitis aguda o crónica.

Prostatitis aguda

La prostatitis aguda (donde los síntomas son repentinos e intensos) generalmente se trata con analgésicos y un ciclo de antibióticos durante dos a cuatro semanas.

Es posible que necesite tratamiento hospitalario si está muy enfermo o no puede orinar (infección aguda del tracto urinario).

Prostatitis crónica

El tratamiento de la prostatitis crónica (donde los síntomas van y vienen durante varios meses) generalmente tiene como objetivo controlar los síntomas. Los siguientes tratamientos se pueden usar para ayudar a controlar sus síntomas:

  • Los analgésicos, como el paracetamol o la aspirina, pueden aliviar el dolor
  • Se puede prescribir un tratamiento llamado bloqueadores alfa, como tamsulosina, si tiene problemas urinarios. Estos pueden ayudar a relajar los músculos de la glándula prostática y la base de la vejiga.
  • Ocasionalmente, se puede recetar un ciclo de antibióticos durante cuatro a seis semanas, como ciprofloxacina, incluso si no se encuentra infección. Esto es para ver si la situación mejora
  • Si sus síntomas son intensos, fuertes analgésicos, como amitriptilina y gabapentina

El objetivo es reducir los síntomas en una medida que interfiera lo menos posible con las actividades diarias en lugar de eliminar por completo el dolor.

También puede pensar en una visita a su urólogo.

Cuándo buscar atención médica

Pregúntele a su urólogo si tiene síntomas de prostatitis como dolor en el pene, dificultad o dolor al orinar o dolor en la eyaculación.

Su urólogo le preguntará sobre los problemas que está experimentando y examinará su abdomen. También puede someterse a un examen rectal digital (DRE). Nuestro urólogo insertará un dedo usando un guante en el recto para apreciar cualquier anomalía. Puede ser un poco doloroso si su próstata está hinchada o sensible.

Se revisará su orina en busca de signos de infección, y debe consultar con un especialista para realizar más pruebas y descartar otras afecciones

Visite a su urólogo de inmediato si repentinamente muestra síntomas intensos de prostatitis. Es posible que tenga prostatitis aguda, que requiere evaluación y tratamiento rápido porque puede causar problemas graves, como incapacidad repentina para orinar.

Si tiene síntomas persistentes (prostatitis crónica), es posible que deba visitar a su urólogo para una evaluación y tratamientos específicos.

Factores peligrosos de la prostatitis

Factores peligrosos para la prostatitis aguda:

  • Si ha tenido infección en el tracto urinario en el pasado reciente
  • Si tiene un catéter en su sistema urinario (un tubo flexible que se usa para drenar la orina de la vejiga)
  • Si le hacen una biopsia de la próstata
  • Si tiene una infección de transmisión sexual
  • Si tiene VIH o SIDA
  • Si tiene un problema con su sistema urinario
  • Sexo anal
  • Lesión de su pene

Factores peligrosos para la prostatitis crónica:

  • Si es de mediana edad (30-50 años)
  • Si tuvo prostatitis en el pasado
  • Si tiene otras afecciones dolorosas en el abdomen, como el síndrome del intestino irritable (SII)
  • Abuso sexual

Aptitud para el futuro

Prostatitis aguda

La prostatitis aguda generalmente se elimina con un ciclo de antibióticos. Es importante completar todo el ciclo para asegurarse de que limpia completamente la infección.

En raras ocasiones, otras complicaciones pueden ocurrir en la prostatitis aguda. Estos incluyen:

  • Infección urinaria aguda: debido a que la orina es dolorosa, la orina se puede acumular en la vejiga y causar dolor en el abdomen y la incapacidad para orinar. Para aliviar esto, se pone un catéter (un tubo delgado y sensible)
  • Absceso en la próstata: si los antibióticos no son efectivos en el tratamiento de la infección de la próstata, rara vez se produce un absceso en la glándula prostática. Nuestro urólogo puede sospechar esto si los síntomas no mejoran a pesar de la terapia con antibióticos. Se necesitan más pruebas para confirmar el absceso en la próstata, como un ultrasonido o una tomografía computarizada de la glándula prostática. Si existe un absceso, se requerirá una cirugía para eliminarlo.

Prostatitis crónica

La prostatitis crónica puede ser difícil de curar porque no sabemos mucho sobre cuales son las causas. La mayoría de los hombres se recuperarán gradualmente, pero esto puede llevar varios meses o años.

En algunos hombres con prostatitis, los síntomas vuelven más tarde, lo que requiere un tratamiento adicional.

La prostatitis no es cáncer de próstata y no hay evidencia de que aumente las posibilidades de desarrollar cáncer de próstata.

Páginas útiles: